ATENCIÓN TEMPRANA

imagesCAS3C7JK

Se entiende por Atención Temprana el conjunto de intervenciones, dirigidas a la población infantil de 0-6 años, a la familia y al entorno, que tienen por objetivo dar respuesta lo más pronto posible a las necesidades transitorias o permanentes que presentan los niños con trastornos en su desarrollo o que tienen el riesgo de padecerlos.

Estas intervenciones, que deben considerar la globalidad del niño, han de ser planificadas por un equipo de profesionales de orientación interdisciplinar o transdisciplinar. (Fuente. Libro blanco Atención Temprana).

 

Desde nuestro servicio, atendemos al niño de manera individualizada, incluyendo en la intervención tanto las necesidades del niño como las de su entorno familiar y social.

Esta atención tiene que ir coordinada con todos los especialistas que atienden al niño. No hacemos valoraciones desde nuestro servicio.

 

El objetivo básico de la atención temprana es favorecer su máximo desarrollo y compensar, en la medida de lo posible, las situaciones de riesgo, y/o las alteraciones o deficiencias que presenten.

Poblaciones susceptibles de recibir atención temprana:

a) Niños en situación de riesgo ambiental.
Son aquellos que viven en unas condiciones sociales poco favorecedoras, como son la falta de cuidados o de interacciones adecuadas con sus padres y familia, maltrato, negligencia, abusos, etc, que puedan alterar su proceso madurativo.

b) Niños en situación de riesgo biológico.
Son aquellos niños/as que durante el periodo pre, peri y postnatal, han estado sometidos a situaciones que podrían alterar su proceso madurativo, como puede ser la prematuridad, el bajo peso o la anoxia al nacer.

c) Niños con retrasos, desviaciones o discapacidades del desarrollo establecidas.
En este grupo se incluyen a los niños/as con retrasos, alteraciones o discapacidades documentadas, de tipo cognitivo, de la movilidad, de la comunicación o sensoriales.